jueves, 5 de febrero de 2009

SANTA AGUEDA

LA FESTIVIDAD DE SANTA AGUEDA

Hoy 5 de Febrero se celebra la festividad de las Aguedas, de tanto arraigo y solera en nuestras tierras de Castilla.
Conocida y venerada también como la patrona de las mujeres casadas en general, de las viudas y de las madres que amamantan a sus bebés en particular, y en matiz más tradicional como El día de las alcaldesas.


Para los amantes de la hagiografía, decir que Agueda, es un nombre que proviene del griego la buena, la virtuosa. Son sinónimos Gadea o Agata.


Nacida en Catania (Sicilia) hacia el año 230.
En tiempos del emperador Decio, el gobernador Quinciano, se propuso enamorar a la bella Agueda, pero ella le rechazó.

Resuelto el pretendiente a hacerla perder su fé cristiana y su pureza, la hizo conducir a una casa de prostitución y estar allí un mes, pero Agueda se mantuvo firme en sus creencias.

Quinciano, ante las negativas de la muchacha decide acabar con su vida. Manda que la azoten y la rompan los pechos a golpe de machete.
Esa misma noche, según recoge la tradición, se la apareció San Pedro, quien la anima a sufrir por Cristo y la cura sus heridas.
Al día siguiente, Quinciano, no sale de su asombro al encontrarla curada y la condena a ser quemada en la hoguera.
Era el día 5 de febrero del año 251, es decir contaba Agueda 21 años de edad.
Los cristianos recogieron sus reliquias y pronto se extendió por toda la cristiandad la fama de su heroísmo y la devoción hacia ella.

Se la representa en la iconografía de varias maneras: con vestidura romana en la cárcel; en la escena del martirio, con una palma en la mano como símbolo de éste; con los pechos en una bandeja; con unas tenazas en la mano y carbón candente; con una antorcha encendida…

Su patronazgo se extiende a las “amas de cría o nodrizas”, a los joyeros, tejedores y fundidores de campanas. Es muy venerada y recurren a su intercesión, además de las mujeres, aquellas madres que tienen poca leche y también las afectadas por males de mama.

Santa Agueda, es una de las fiestas más populares de Castilla, y por ejemplo en la provincia de Guadalajara tiene un gran arraigo. Cito como ejemplo algunas localidades en las que se celebra con gran devoción y entusiasmo, algunas de las cuales están declaradas de interés turístico provincial: Cogolludo, Heras de Ayuso, Junquera de Henares, Espinosa de Henares, Carrascosa, Alarilla, Humanes, Jadraque….

También en otros lugares de la geografía hispana, se celebra con gran complicidad romera, pero como la lista sería muy larga, cito solo a uno de ellos:

Quizás la más notable sea El día de la alcaldesa de Zamarramala , declarada de interés etnológico y de interés turístico nacional, en la cual, una mujer del pueblo es elegida con todos los honores y atributos de mando y decisión durante todo el día.

Entre las características peculiares de la fiesta destacan: el baile en la procesión delante de la imagen en el que solamente participan las mujeres, así como portar las andas y bailar posteriormente en el baile tradicional de la “rueda”, al son de la dulzaina y el tamboril. Si algún hombre se atreviera a tomar parte activa en esto, es “atacado” con largos alfileres, los denominados “matahombres”, al igual que los forasteros que no colaboran con un donativo para cubrir los gastos de la fiesta, a cambio, eso sí, de poder degustar un buen chorizo de la tierra. Otra de las actividades es la quema de un pelele, que representa a los hombres.
En ella, se mezclan la leyenda histórica con la tradición cristiana en honor de la mártir de Catania.

Cuanta la leyenda que a principios del s.XI, un buen dia, las mujeres de Zamarramala, se engalanaron con sus mejores trajes y se presentaron en el Alcázar segoviano, cuando la ciudad estaba en poder de los árabes y embelesaron de tal modo a los guardianes, que los hombres zamarriegos pudieron entrar en el Alcázar y reducir a los ocupantes, sin embargo los árabes cogieron a la cabecilla de las valientes mujeres y la cortaron los pechos a modo y semejanza de Santa Agueda.
En 1.227, las mujeres de Zamarramala, recordando el episodio de sus ingeniosas y valerosas antepasadas y por similitud con Santa Agueda, comenzaron a celebrar esta festividad.

Los festejos, con algunos matices puntuales, son básicamente parecidos en todos los lugares:
Misa con volteo de campanas; entrega del bastón de mando a la alcaldesa elegida; comida de hermandad; lucimiento de los trajes regionales; bailes exclusivo de mujeres; música tradicional…

Muchas de estas fiestas son centenarias y su celebración ha ido pasando de padres a hijos con toda su connotación lúdica y festiva, siendo en la actualidad unas fiestas costumbristas de gran calado popular.

Quizás tenga alguna connotación con las antiguas Matronalias romanas, fiestas dedicadas a propiciar la fertilidad de las matronas, en honor de Juno Luciana, divinidad de los partos y de la lactancia abundante.

Por último, quiero citar, como ejemplo de los muchos templos existentes bajo su advocación, la iglesia de Santa Agueda o Santa Gadea, en Burgos, en donde tuvo lugar la histórica “Jura de Santa Gadea”, en donde el Cid hizo jurar a Alfonso VI, que no tuvo parte en la muerte de su hermano, el rey Sancho II.


.

4 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Hola Emilio, cómo andas? te pregunto esto pues ya veo que sigues escribiendo casa interesantes, y no recesamente de "mayor"

Saludos

Emilio Jorrin dijo...

Amigo David:

Aprovecho para comentarte que uno de nuestros objetivos principales, sin olvidar lo crematístico y la cuestión asistencial,es fomentar las actividades educativas y culturales para retrasar lo más posible los procesos de degeneración intelectual, fieles también a una máxima de Ramón y Cajal: "uno es viejo cuando pierde el interés intelectual".
Por otra parte yo estoy convencido de que la cultura tradicional, la popular, es la esencia misma de los pueblos y una de las mejores señas de identidad de los mismos.
Un cordial saludo Emilio.

Fidel dijo...

amigo Emilio,he ojeado tu blog-solo una mirada -y aunque respeto mucho nuestra Historia e incluso nuestra edad de piedra y me placen las tradiciones populares para distraerme excepto las de los toros y otras parecidas estoy en desacuerdo contigo en aquello que le dices a David,de que "la cultura tradicional es la esencia misma de los pueblos y una de las mejores señas de identidad de los mismos"
Yo opino que las tradiciones y las costumbres-salvo excepciones- han sido siempre mucho más que la cultura de los pueblos y su identidad un lastre a su progreso y a su bien estar, a eliminar;ya que"los pueblos felices no tienen historia". Un el caldo de cultivo "hirtórico" para los caciquismos y los intereses creados y los oscurantismos religiosos y los absolutismos y las dictaduras y los privilegios económicos hereditarios y las monarquías y los patriotismos exarcebados y también"tradicionalmente" para los privilegios educacionales y de clases ó de castas y desigualdades sociales:Han servido además de para distraernos y mantenernos a los pueblos durante siglos en la ignorancia de las libertades y de las ciencias y de las verdades de nuestro entorno e inconfesables egoísmos,como caldo de cultivo para nuestras tradicionales guerras,incluso civiles.

Emilio Jorrin dijo...

Amigo Fidel:

Ya leo que no te ha gustado mi definición de la Cultura Tradicional. Bien, quiero decirte que respeto plenamente tu opinión, pues no faltaba más!.
Sin embargo quiero comentar un poco más a "vuela pluma", que Cultura Tradicional es el conjunto de conocimientos que un pueblo atesora adquirido a través de los tiempos y transmitidos de padres a hijos durantes generaciones, es decir, no solamente las fiestas, y las tradiciones, la música, la danza, el baile...sino que también la arquitectura popular, la gastronomía, la matanza del cerdo, el pisado de la uva, la vestimenta, la literatura de cordel... en fin todo el saber de los pueblos y a todo ello se denomina "Cultura tradicional, cultura popular, folclore" y creo que todo esto, amigo Fidel, marca diferencias entre unos pueblos y otros, lo que yo he llamado esencia del pueblo y carta de identidad.

Un cordial saludo. Emilio